2010-MIRA BERNABEU

ENTREVISTA DE MIRA BERNABEU A ALFONSO DE LA TORRE, 2010

En torno al papel del crítico en nuestro tiempo

 

 ¿Cree que existe un grupo de críticos especializados como tal?

Evidentemente cada crítico tiende a especializarse en un cierto temario o repertorio de las artes visuales que, en lo contemporáneo, es sabido tiene una relativa amplitud, razón por la cual parece lógica la especialización.   La visión especializada en torno a una cuestión es también a veces más que elección, camino (y castigo) para nosotros. Camino imprescindible y al que nos conduce la historia de nuestras pasiones vitales.

 ¿Cómo cree que se legitima una obra?

Afirmación que podría ser también pregunta: ¿entendemos ‘legitima’ por ‘legítima’, con tilde?.   Una obra, así entendida, se legitima por la calidad.   Su legitimación llegará por la coherencia y la trayectoria del creador, algo que, muy posiblemente, tendrá que ver con el paso del tiempo.

 ¿Cómo cree que han evolucionado los sistemas culturales a lo largo de los últimos 25 años?

Los sistemas culturales han cambiado, como otros tanto aspectos de la vida cotidiana.  En especial en el sentido de hacerse más extendidos por la mayor facilidad de acceso a ciertos temas vinculados a las artes plásticas y otros ‘asuntos colaterales’. Lo cual no tiene nada que ver, por cierto, con su verdadero conocimiento. Antes al contrario, es posible que los árboles no dejen ver el bosque…En fin, en todo caso sabido es que una cosa es la creación y otra cuestiones tales a la historia del arte o los mecanismos de difusión de las artes.   Se puede ser un artista mediocre y frecuentar la prensa y los sistemas culturales…

 ¿Cuál es la situación del arte contemporáneo en sociedades de capitalismo tardío?

En mi opinión, el gran arte, el gran artista, ha existido en todos los momentos de las sociedades. En sociedades consideradas ‘atrasadas’ y en sociedades ‘incorporadas’ más tarde al capitalismo.   En todo caso, estas últimas no conocerán ya la ‘ilusión’ de las primeras vanguardias. Aquellas que coincidieran con los primeros instantes del crecimiento económico la sociedad occidental.

 ¿Cree que ha aumentado el interés y conocimiento social por la práctica artística?

Reitero algo ya dicho, líneas atrás.   Si ‘interés’ y ‘conocimiento’ son utilizados en su sentido lato, esto es: intenso y verdadero, no creo que haya más.

 ¿Considera que el sector del arte contemporáneo es una industria cultural? En caso afirmativo, ¿cree que este sector está debidamente representado en el plan de apoyo a las industrias culturales promovido por el Ministerio de Cultura del Gobierno de España?

Personalmente opino que uno de los grandes dramas de las artes plásticas contemporáneas españolas es su escasa difusión.   Tanto en el interior (véanse los programas culturales (in)existentes en la televisión pública o la ausencia de atención a las artes en numerosos medios escritos) como, aún peor, hacia el mundo internacional.   Este último asunto es, casi una ‘lacra’ de nuestra cultura plástica cuyo origen, muy posiblemente, esté en la escasa atención que, históricamente, el Estado ha prestado al arte contemporáneo desde el siglo XX.   Creo que en “El Plan” hay algo de ‘totus revolutum’, lo cual muy posiblemente quiere decir que posiblemente me equivoque y sea, ciertamente, muy actual, muy ‘contemporáneo’ (qué difícil es el lenguaje).   Por mi parte, no entiendo la relación entre el arte contemporáneo y la vinculación existente en dicho Plan con las llamadas industrias del ocio.   Quizás el pánico al silencio.

 ¿Cómo cree que influye el valor de los índices de audiencia en el sistema artístico contemporáneo?

Influye a corto plazo, en un cierto run-run que se mueve en nuestros encuentros más banales, en las cenas o citas inaugurales.   Los diez libros más leídos….pero, también, los grandes remates, los “100” artistas, las “x obras o años de arte”, “los más x”, el “ABC del arte”…Los museos más visitados. El Museo Reina Sofía incrementa sus visitas, mirando de soslayo al Prado….Es sabido que los “xx Principales” no son la historia de la música de nuestro tiempo.

Todo ello debe, también, formar parte de una nueva ‘industria del ranking’. Nada que ver, por cierto, con el arte.

 Ante la actual situación de crisis económica, ¿cómo afronta su trabajo?

Personalmente sigo trabajando en proyectos a los que aplico idéntica intensidad.   Lo importante es hacer lo que uno quiere.

 Cómo especialista en arte contemporáneo, ¿qué le preguntaría a los artistas, galeristas, coleccionistas e instituciones?

Nada. Creo sinceramente que cada uno hacemos lo que consideramos tenemos que hacer.