CR PABLO PALAZUELO

CATÁLOGO RAZONADO DE PINTURAS Y ESCULTURAS 
[ARQUITECTURA Y UTOPÍAS] DE PABLO PALAZUELO

1941-2005
Alfonso de la Torre
(FRAGMENTO DE LA “GUÍA” DE DICHO RAZONADO)

Construir un catálogo razonado tiene algo de ideal, pues propone la indagación a través del quehacer de un artista que nos dejó, entre las obras que creó, en este caso durante más de sesenta años de su vida desde la década de los cuarenta.   Recorrido que pretende objetivo y compila una summa extraordinaria de datos pero que, empero, destila, a quien durante años se enfrasca en la tarea, una inmensa melancolía.

Ficha Distribuidor_Fondo Blanco web

EDITORES: MUSEO NACIONAL CENTRO DE ARTE REINA SOFÍA, MACBA-MUSEU D’ART CONTEMPORANI DE BARCELONA, FUNDACIÓN AZCONA Y FUNDACIÓN PALAZUELO, Barcelona-Madrid, 2015

Un Catálogo Razonado es tarea que permite poner en pie una mejor comprensión de la trayectoria de un creador; en cierta medida es posible afirmar hay un ‘antes’ y un ‘después’ de la publicación de un Razonado, para comprender el quehacer de un artista.  Así, con las páginas sucede el encuentro con obras desconocidas o pinturas olvidadas, también telas destruidas que un tiempo fueron, asistimos a imágenes del proceso de creación de los cuadros en el estudio del artista, idas y venidas en el complejo proceso, tan misterioso, del nacimiento de una pintura.  Mas, también, podemos analizar sus diversos momentos creativos, incluso “medir” los años de mayor o menor producción, subrayar sus dudas, revelar familias de creaciones, mostrar ciertos caminos a veces sin retorno y, claro está, como sucede a Pablo Palazuelo de la Peña (Madrid, 8/X/1915-Galapagar, 3/X/2007), revelar sus extraordinarios hallazgos.   Es sabido que, para este artista, hasta las vías abandonadas eran útiles, pues crear suponía, para él, proponer un mundo fértil, en el que un encuentro con las formas generaba otras formas nuevas, casi ad infinitum: el conocido lineaje palazuelino.  Una forma no existe, en su plena realidad, más que por otra forma que le es propia y de la que procede.  Ilusión de la forma jamás detenida pues, para este artista, las formas son vida ilimitada.

El “Catálogo Razonado de Pinturas y Esculturas de Pablo Palazuelo” reúne unas seiscientas obras realizadas por este artista, principalmente pinturas y esculturas cita ya el título, fechadas entre 1941 y 2005.  Es sabido que Palazuelo trabajó, con intensidad, desde muy joven hasta, casi, el final de sus días.  El Catálogo tuvo su origen en torno a 2008, durante la preparación de la exposición Pablo Palazuelo. Paris, 13 rue Saint-Jacques (1948-1968) que promovieron la Fundación Juan March y el Museo Oteiza[1]En aquella ocasión publicamos ya un primer censo de obras del artista llamado: “Pablo Palazuelo: Las pinturas de la época de Paris”[2], que recogía el catálogo correspondiente a noventa y siete pinturas concebidas por este pintor de lenta producción, desde 1948, coincidiendo con el tiempo de su estancia en Francia[3].   El censo devino fundamental a la hora de acometer este Catálogo Razonado, pues supuso una fuente extraordinaria de documentación del quehacer de Pablo Palazuelo.  Bajo la dirección del Museo de Navarra y del Departamento de Conservación del Museo Jorge Oteiza se realizó un exhaustivo análisis, mediante reflectografía infrarroja y fotografía con luz ultravioleta, de un conjunto de obras de esta exposición, que permitió revelar detalles sobre su técnica.

Esclarecidas las dos décadas del olvidado tiempo de Paris en la publicación de la exposición citada, el catálogo revisará, también, los años previos a la dedicación del creador a la pintura y escultura, pues parte del análisis de un tiempo poco referido, anterior a la estadía parisina: sus años de estudiante en Oxford, desde 1933, bajo la tutela del profesor John Henry Brookes, cuestión sustanciada en el texto-retrato introductorio titulado: “Partiendo de un retrato de Mister Paul Palazuelo en Oxford (circa 1933)”.   Tras matricularse el año anterior en la Facultad de Ciencias de la Universidad Central de Madrid, -otro detalle poco baladí si analizamos los intereses posteriores de Palazuelo-, el artista inició en Oxford estudios de Arquitectura (1933-1936).  Cuestión de habitual relato confuso en la historiografía del artista, contradictorio con frecuencia, la mirada sobre el tiempo transcurrido por este artista en Inglaterra permite comprender su devenir creativo, ofreciendo lo que podríamos llamar algunas ‘pistas fundamentales’ en la formación de su personalidad creadora.   Fueron años capitales, de aprendizaje y estancia en tierra inglesa, modelado por la singular personalidad de Brookes o el encuentro con el profesor Davenport, que fueron truncados por la guerra civil española y la exigida familiarmente incorporación de Palazuelo a filas, no sin reticencias de éste, con ocasión del cumplimiento de su servicio militar.

El Catálogo Razonado de Pinturas (1941-2005) considera tres capítulos estrictamente cronológicos, agrupándose las obras en ellos.  Correspondiéndose el primero con el tiempo de su estancia en Madrid, tras los aconteceres bélicos y previo a su viaje a Paris, al final de la década de los cuarenta.  Su título es: “Madrid. 1941-1948 [Antes de Paris: La Joven Escuela Madrileña]”; a este seguiría el tiempo de estancia en Francia (Paris y Villaines-sous-bois), conjunto que hemos titulado: “Paris. 1949-1968”, concluyendo en su vuelta a nuestro país e instalación entre Madrid y Galapagar.  Este último es el capítulo bajo el epígrafe sonoro de: “El retorno.  Madrid-Galapagar, 1969-2005”.   Esos viajes, tal ir y venir entre Oxford, Madrid y Paris, para concluir nuevamente en la capital es, también, la narración de su tránsito como artista.  En apenas una década (1941-1948) su obra evolucionará desde la figuración, -una figuración gris, de luz quieta, insertada en el contexto del ambiente artístico de los años cuarenta en Madrid, primer capítulo de retratos y bodegones principalmente, influido por el cubismo y algunas antiguas vanguardias tal la obra de Cézanne-, a la abstracción, finalizando la década de los cuarenta y a punto de emprender el capital viaje a Paris, ese mítico, y temprano para nuestro arte, año de 1948.  Todo ello queda, también, analizado en el texto introductorio que contextualiza los contenidos de los capítulos.

A ello sigue el “Catálogo Razonado de Esculturas, 1951-2005”, cuya primera fecha, 1951, menciona una obra desaparecida, mas documentada en su correspondencia con Eduardo Chillida, previa a la ejecución de su conocida primera escultura, mítica en el universo palazuelino, “Ascendente” (1954), concluyendo en sus últimas obras, bajo título significativo, y muy simbólico también para este recorrido vital, de “Tecton” (2005).  También se catalogan las medallas realizadas por el artista.   Concluye el catálogo escultórico relatando la colaboración de Palazuelo con la arquitectura, en la integración de sus obras en espacios arquitectónicos, tanto públicos como privados, existan aún o no: murales y vidrieras principalmente, partiendo de algunos trabajos clave  en este tiempo como son el artesonado de la Casa Huarte (1965) o el fresco pintado en el techo de Bankinter (1972).    Estos últimos trabajos de integración y colaboración con Rafael Moneo, que abordaría hasta el final de su trayectoria, si pensamos en su intervención en el impluvium o linterna del Auditorio de Barcelona (1998-1999). Se acompaña un censo de algunas de las maquetas de esculturas que la Fundación Pablo Palazuelo conserva.

Dedicándose también un capítulo de catalogación a lo que hemos llamado las “utopías”, esto es, las numerosas ocasiones en que hizo proyectos que no fueron ejecutados finalmente.   Algunas de estas utopías, de las que seleccionamos algunos de sus dibujos, no refiriendo tanto la catalogación de estos como, más bien, la propia labor del artista que, en ciertos casos, merece el recuerdo si pensamos en el enorme esfuerzo realizado, desvelado en el amplio estudio realizado por el artista.  Así sucede, por ejemplo, en el estudio de su intervención en el proyecto de la Avenida de la Ilustración, de Madrid, en donde casi un centenar de dibujos sobre el asunto constan en el archivo del artista.

Un censo de los tapices realizados, en colaboración con Josep Royo[4], concluye este trabajo razonado.  Nuestro agradecimiento a Royo por las precisiones ofrecidas en su fecha sobre el censo de alfombras que este Catálogo refiere.

Esta publicación contiene pues la catalogación de obras sobre lienzo, esculturas y proyectos de integración arquitectónica de Pablo Palazuelo.  Salvo contadas excepciones, se omite la catalogación de obra sobre papel, extendiéndose esta deliberada omisión a las obras sobre tal soporte encoladas a lienzo.  En algún caso, la presencia de una mención a estas obras se entiende como aportación documental, en ocasiones relacionado este papel con la pintura de la época y careciendo de la numeración aplicada al catálogo.   Así, este asunto es fundamental en ciclos como “Solitudes” (1955-1956) o los llamados “La Grande Étude” (1957-1958), en donde conviven lienzos y obra sobre papel, que son repertoriados por el artista sin distinguir los soportes.  En Palazuelo es frecuente la existencia de “saltos” en la numeración de series de su trabajo, al insertar dibujos entre dichas series.     Es bien sabido que en Pablo Palazuelo la obra sobre papel no es un asunto menor, boceto o ensayo de la pintura, mas tampoco es el papel, ya lo hemos escrito en otras ocasiones, el familiar ‘desheredado’ de la impecable pintura sino, más bien, el verdadero territorio en donde se pone en pie la vida creativa   Pudiendo afirmarse también que, junto a series compuestas por pinturas y dibujos, hay numerosos dibujos por completo desvinculados de cuadros ulteriores y, por ende, no debiendo aherrojarse aquellos al apartado clasificatorio de la obra menor.  Frenético dibujante, la amplia e intensa obra sobre papel de Pablo Palazuelo merecería, evidentemente, una ulterior catalogación.

La ordenación de las obras catalogadas es cronológica y alfabética.   En el caso de coincidencia de títulos en un mismo año se ordenan los cuadros por tamaño (de mayor a menor).   Antecede el fechado del que se tiene certeza frente a los aproximados mediante “circa” o “c”, salvo algunas “rupturas” de esta norma que permiten comprender mejor series o capítulos de obras.      Las obras se reproducen en color excepto en aquellos casos de obras en paradero desconocido y de las que sólo se conocen imágenes en blanco y negro, ya sean de la obra o de exposiciones en las que se mostraron.

La ficha de una obra se acompaña en ocasiones de una ilustración de la misma de tipo documental: exposición en la que participaba, el artista en su estudio junto a la misma o publicación en donde se reproduce. Las fotos documentales que acompañan este catálogo se vinculan siempre a la producción creativa del artista.

ESCRITOS DE ALFONSO DE LA TORRE EN TORNO A PABLO PALAZUELO 

-“Pablo Palazuelo. Poemas”, Ediciones del Umbral, Madrid, 2015-2016

-“Catálogo Razonado de Pablo Palazuelo”, MACBA-Museu d’Art Contemporani de Barcelona; MNCARS, Madrid; Fundación Azcona y Fundación Pablo Palazuelo, 2015.

-“Catálogo Razonado de Pablo Palazuelo”, MACBA-Museu d’Art Contemporani de Barcelona; MNCARS, Madrid; Fundación Azcona y Fundación Pablo Palazuelo, 2015.

-“Claude Esteban y Pablo Palazuelo. Le partage des signes-la heredad de los signos”, Université de La Sorbonne.  En “Le travail du visible”, Hermann Éditeur, Paris, 2014

-“Pablo Palazuelo: la oración silenciosa [ Silencio y escritura en Paris, circa los años cincuenta ]”. CEART, Centro de las Artes Tomás y Valiente, Fuenlabrada, Madrid-MACA-Museo de Arte Contemporáneo de Alicante, 2013.

-“Arde la tierra en el agua oscura.  En torno a unos poemas inéditos de Pablo Palazuelo”, Revista “Turia”, nº 103, Teruel, Junio-Octubre 2012, pp. 81-91.

-“Pablo Palazuelo: sueño y exilio de la línea”.  Galería Fernández-Braso, Madrid, 2011

-“Pablo Palazuelo. La imaginación introvertida”; “Madrid-Paris-Madrid” y “Pablo Palazuelo: poesía crepuscular (circa 1953)”. En “Pablo Palazuelo: Paris, 13 rue Saint Jacques (1948-1968)”, Fundación Juan March y Fundación Museo Jorge Oteiza, Madrid-Alzuza, 2009-2010.

-“Pablo Palazuelo: Un outsider en el laberinto de Paris”.  En: “Del plano a la profundidad.  A propósito de Pablo Palazuelo”.  Facultad de Bellas Artes de Cuenca-Universidad de Castilla-La Mancha, Cuenca, 30/XI/2010

[1] Museu March, Pablo Palazuelo. Paris, 13 rue Saint-Jacques (1948-1968), Palma de Mallorca,

22 Junio-30 Octubre 2010.  Itinerante al Museo de Arte Abstracto Español, Cuenca, 19

Noviembre 2010-27 Febrero 2011 y Museo Oteiza, Alzuza, 11 Marzo-29 Mayo 2011

[2] En el catálogo citado, pp. 289-304

[3] Es conocido: entre 1948 y 1968

[4] Exceptuando algunos otros trabajos, entre ellos uno realizado en el taller de Carola Torres.